¡Te doy la bienvenida a una experiencia maravillosa!

Sé que pueden surgir muchas dudas al respecto, así que aquí abajo de dejo algunas respuestas que pueden darte mayor claridad para iniciar este proceso maravilloso que te dará las herramientas y recursos para transformar tu vida.



Dudas y preguntas frecuentes

¿Qué es el coaching?

El coaching es un proceso profesional de acompañamiento donde se trabaja fundamentalmente en producir cambios de perspectiva que te permitan expandir tu capacidad de acción y conseguir los resultados que no puedes alcanzar solo/a. Es además un proceso creativo que te invita a la reflexión y que te inspira a maximizar tu potencial personal.

¿Qué NO es el coaching?

El coaching no es ni reemplaza un proceso de terapia psicológica. Tampoco es un espacio de consultoría, asesoría o tutoría, ni un lugar donde vas a encontrar consejos o tips. 

En este espacio no se trabaja en los conflictos o en la salud mental de la persona, sino en tu desarrollo y tu crecimiento para afrontar de la mejor manera posible tu presente y los retos del futuro.

¿Para qué sirve el coaching?

Un proceso de coaching sirve para ayudarte a pasar de tu estado actual a tu realidad ideal, consiguiendo lo que deseas. Esto quiere decir que puedes lograr cualquier cosa que esté dentro de tus posibilidades.

Es un proceso que te ayuda a desbloquear tu potencial como persona, siendo una vía para la búsqueda de tu transformación personal a medida que te vas conociendo cada vez más.

¿Qué beneficios tiene el coaching?

Los beneficios que trae el coaching para tu vida y tu crecimiento son bastantes. Sin embargo, quiero hablarte de tres de ellos, para que tú mismo/a te animes a descubrir los demás

  1. Te permite incorporar nuevas habilidades personales, emocionales, profesionales y relacionales.
  2. Fomenta la responsabilidad, la confianza y el protagonismo en tu propia vida.
  3. Te ayuda a cambiar tu forma de ver las cosas, abriendo nuevas posibilidades que actualmente no logras ver.

¿Qué son el coach y el coacheé?

El coach es la persona que te acompañará en tu proceso a través de las preguntas y la escucha. En El Club de lo Simple, seré yo, María Idally, coach ontológica profesional, quien te guiará a través de nuestras conversaciones y de las herramientas que he adquirido, a definir y alcanzar tus objetivos. 

El coacheé eres tú. Eres quien manifiesta en voz alta tu estado actual y quien decide qué objetivo quieres alcanzar. Serás tú, quien a través de tus respuestas, hará que las preguntas que te formula tu coach sean poderosas y te inviten a la reflexión.

¿Quién será mi coach?

Mi nombre es María Idally y me formé como coach ontológica profesional en una escuela argentina avalada por la ICF, la mayor organización de coaches profesionales a nivel mundial; y yo seré tu coach.

A través de las herramientas y competencias que he adquirido en mi formación y en mi experiencia trabajando desde el SER, acompañaré y facilitaré tu proceso de coaching para que logres tus objetivos en uno de los tres ámbitos que trabajamos desde El Club de lo Simple: SER Persona, SER Pareja y SER Mujer.

¿Cómo son las sesiones?

Las sesiones son 100% virtuales y tienen una duración aproximada de 60 a 80 minutos. Más que seguir un esquema, las sesiones se dan a través de una conversación dinámica donde a través de las preguntas y respuestas te escuchas a ti mismo/a.

Las sesiones son concertadas y acordadas entre tú (el/la coacheé) y yo (tu coach), siguiendo un objetivo propuesto por ti. 

¿Y cómo es el proceso completo?

El proceso completo de coaching se da a través de mínimo cinco sesiones. Sin embargo, con el fin de profundizar lo suficiente, es recomendable realizar el proceso a través de siete sesiones aproximadamente; esto dependerá y se acordará contigo al iniciar el proceso con base en tu disponibilidad, compromiso y responsabilidad

La periodicidad de las sesiones, será de una a dos semanas entre una y otra sesión.

Pero no te preocupes, que el plan del proceso lo diseñaremos juntos/as de acuerdo con tus necesidades y expectativas.

¿Es 100% confidencial?

Claro que sí. El coaching ontológico se basa en unas competencias y en un Código de Ética que garantiza la confidencialidad de todo lo que conversemos en las sesiones y en el proceso completo de coaching.

Al iniciar el proceso, tú y yo firmaremos un acuerdo de confidencialidad y un contrato donde se detallarán las características de tu proceso, las formas de pago, la periodicidad y los compromisos de ambas partes.

¿Algo que deba tener en cuenta?

Lo más importante es que entiendas que este proceso es tuyo y es para ti. Eres tú quien debe sentirse motivado a iniciar este proceso y no tendrá utilidad si te sientes obligado/a o incómodo/a.

Además, los objetivos que desees alcanzar deben depender de ti y tú debes estar dispuesto/a y abierto/a a lograr algo concreto, claro y específico.

¿Cuál es el precio de este proceso?

El precio dependerá del número de sesiones, de las necesidades que tengas y de las promociones que tengamos vigentes en el momento.

Antes de iniciar, tendremos una primera sesión informativa que es completamente gratuita. Allí te explicaré a profundidad mi método de acompañamiento y tú descubrirás por qué te interesa contratarme como tu coach.

¿Cuánto duran las sesiones?

Las sesiones tienen una duración promedio de 60 a 80 minutos. 

¿Puedo complementar mi proceso con terapia psicológica?

Esto dependerá de tu situación particular. Si al momento de querer iniciar el proceso de coaching, también estás teniendo un proceso de terapia psicológica, determinaremos si ambos procesos pueden complementarse o si es conveniente que optes por uno de los dos.

¿Recibiré un apoyo extra que complemente las sesiones?

Por supuesto. El trabajo que realicemos durante nuestra sesión de coaching será complementado con algunos recursos, ejercicios y herramientas que trabajarás individualmente y que te servirán como insumo para dar continuidad al proceso de manera autónoma.

Así mismo, estaré presente para ti aun cuando no estemos en las sesiones; esto con el fin de resolver dudas o para darte asistencia puntual en temas relacionados con el proceso.